CUIDADO DE TUS PRODUCTOS

Los productos de JOKU están confeccionados con materiales de alta calidad. Su materia prima es delicada y natural, puede presentar variaciones o irregularidades en su tonalidad que hacen a la autenticidad del material utilizado y que, al ser un material natural, nos demuestran que no existen dos cueros iguales.

Protección de carteras y accesorios de cuero:

Para producto de cuero tales como napa, floater, crocco, cuero charol, pampa, etc. se aconseja proteger con siliconas incoloras (los lustra muebles en aerosol son una buena opción).

Nunca se debe aplicar la silicona directamente sobre el material, antes se debe aplicar sobre un paño seco (previamente el material donde se va a colocar la silicona debe estar limpio) y luego se pasa sobre el producto.

Nunca lavar en lavarropas ni guardar el producto en lugares húmedos.

Protección Calzado:

Se aconseja limpiar con un paño seco para eliminar los excedentes de polvo y luego colocar ceras incoloras para proteger el cuero del calzado.

Evitar guardar ambos zapatos en la misma bolsa o caja, ya que, debido al uso, la suela puede quedar con polvo y maltratar el material, especialmente en materiales gamuzados.

Derrames de líquidos: En el caso de derrames, secar el líquido inmediatamente con un paño limpio o una esponja absorbente seca. No frotar.

Luego secar con una toalla limpia y dejar secar el artículo al ambiente (jamás al sol). Nunca se debe secar el material con secadora, ya que el calor puede dañar el material.

Aceite o Grasa: En el caso de manchas con aceites o grasas consulte en tintorerías especializadas. Recuerde que el cuero es piel y son muy susceptibles a la absorción de estos fluidos.

El contacto con tintas, perfumes, maquillajes, alcohol, aceites, selladores, impermeabilizantes y solventes provocan el deterioro del material de forma irrecuperable.

Nunca utilice: jabón de glicerina, limpiadores abrasivos, barniz, detergente u otros productos de limpieza, alcoholes o agua de amoniaco.

Materiales especiales

Gamuzas y cueros envejecidos: Los cueros con acabados gamuzados merecen un tratamiento especial

  • Se aconseja un protector específico para gamuzas (aunque puedan alterar el color).
  • Evitar el roce con prendas que tienden a perder color.
  • Evitar contacto con superficies con polvo, grasa, humedad, etc.
  • Contemplar que pueden transferir color a otras prendas como por ejemplo telas claras.

Metalizados: Los cueros con acabados metalizados merecen cuidados adicionales

  • Son sensibles a la fricción.
  • Con el roce se puede desgastar su brillo y color original.
  • Pelo: el pelo es un material de lujo por lo que requiere cuidados especiales
  • Son sensibles a la fricción.
  • Con el roce se puede desgastar.